APROBADA LA LEY PARA LA CREACIÓN DE UN FONDO DE COMPENSACIÓN PARA LAS VÍCTIMAS DEL AMIANTO (ASBESTOSIS)

16 julio, 2022 actualidad, Noticias

La asbestosis en las mujeres formará parte de la jornada “Invisibilizadas para la medicina”.

 

El trabajo de Fin de Grado titulado “Aunque cueste respirar: Estudio del amianto con perspectiva de género”, de Sara González Veiga, resultó uno de los ganadores de la segunda edición del premio Valedora do Pobo. Presentado en la Universidad de Santiago de Compostela, esta investigación constata la existencia de discriminación en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo, y deja de manifiesto a necesidad de incorporar la perspectiva de género después de investigar el caso concreto de los efectos adversos del amianto en las mujeres. Se refiere tanto  a las  trabajadoras como a las familiares de trabajadores afectados. Investiga las circunstancias de un colectivo tan reducido que suele no ser estudiado, ignorando patologías eminentemente femeninas como el cáncer de ovarios que aún no está entre las enfermedades profesionales causadas por el amianto.

 

En el que ella denominaba “Mi declaración de principios” sobre este tema, indica que: “no podemos permitir que patologías como el cáncer de ovarios aún no estén en la lista de enfermedades profesionales causadas por el amianto, siendo necesaria una reforma en este ámbito y así evitar continuar incurriendo en una discriminación por razón de género hacia las mujeres (…) es posible afirmar que sí hay mujeres afectadas por amianto, a pesar de que muchas de ellas estén silenciadas porque, o no reclamaron sus derechos, o se les negaron. Con este trabajo pretendí darles  voz a mujeres como Josefa, que desde los catorce años tuvo que vivir con el amianto en su trabajo sin saberlo; o esas cuatro mujeres que murieron antes que sus maridos sin “haber trabajado nunca” porque su empleo estaba tras las puertas de su casa; o como Amalia, la primera afectada española por amianto al lavar la ropa de trabajo de su marido durante años; o como María Asunción, quien lucha día a día por mujeres y hombres afectados por el amianto, con el objetivo de darles una vida mejor (…) Me gustaría también resaltar el papel de las amas de casa, que son mujeres trabajadoras, a pesar de quien le pese, por lo que debe estudiarse un posible sistema de remuneración para aquellas mujeres que dedican su vida al cuidado de su familia, lo cual permitió a muchos hombres poder llegar a tener una carrera en perjuicio de las de sus compañeras de vida (…) Por todo ello, reafirmo mi tesis inicial de que sí existe discriminación de género en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo, y que sí es necesario la implementación de la perspectiva de género en él, concretamente en el estudio del amianto. Por todas nosotras, llegó el momento de darles voz a las mujeres del amianto. Hagamos justicia”.

 

Así, es relevante el hecho de que el Congreso de los Diputados acaba de legislar en el sentido que propone este trabajo de Sara González Veiga. La Comisión de Trabajo aprobó la proposición de ley para la creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto, que pasa directamente al Senado para su aprobación definitiva. El articulado de la norma salió adelante por unanimidad. El texto fija que corresponde al fondol a reparación de los daños y perjuicios sobre la salud resultantes de una exposición al amianto padecidos por toda persona «en su ámbito laboral, doméstico o ambiental en España, así como a aquellos (…) que dependieran económicamente del causante». Una vez publicado en el BOE,  el texto da un plazo máximo de tres meses para el desarrollo del reglamento necesario para poner en marcha e iniciar las actividades del fondo.

 

El fondo contará con una asignación presupuestaria para el año actual por importe de 25 millones de euros y será gestionado por el Instituto Nacional de la Seguridad Social. La ley incluye otros beneficios para los afectados como coeficientes de mejora o jubilaciones anticipadas y estipula que la comisión de seguimiento del fondo podrá formular «propuestas de mejora» de las condiciones de trabajo y protección social. Según la iniciativa legislativa, entre 1994 y 2008 murieron en España 3.943 personas por enfermedades vinculadas directamente al amianto. El proyecto recoge la naturaleza y organización del fondo, especificando ‘fines, origen de recursos económicos y la estructura organizativa’, y determina a los empresarios, las mutuas y las personas titulares de derechos como aquellos que están obligados a cotizar al fondo.

 

Las previsiones indican que hasta 2023 seguirán aumentando los casos, por lo que es preciso un fondo de compensación como los existentes en Francia, Holanda o Bélgica.

 

Durante todo el siglo XX se importaron unas 2.600.000 toneladas de amianto, para la fabricación de fibrocemento para la construcción. A diferencia de los accidentes de trabajo, en las enfermedades profesionales los daños no son instantáneos, aparecen años más tarde, y en el caso del amianto décadas más tarde, cuando muchas empresas han desaparecido. Asi pues, el amianto actualmente ya no existe como problema preventivo. El problema radica, fundamentalmente, en las enfermedades derivadas de antiguas exposiciones por las que los daños sufridos están derivando en una gran cantidad de litigios que precisa de este fondo de compensación.

 

Está científicamente demostrada la relación directa entre el contacto con el amianto y el mesotelioma por tratarse de un material cancerígeno del Grupo I, del que no se conocen dosis mínimas seguras. Los efectos se dan tanto por el contacto directo en los ámbitos de la minería, industria, transporte, instalación, etc. como por la exposición indirecta al mineral en los domicilios en el lavado de la ropa de trabajo, lo cual afecta a las mujeresaunque no estuvieran contratadas por las empresas donde sus hombres habían trabajado.

Esta enfermedad formará parte de la jornada que la Valedora do Pobo, el Consello da Cultura Galega, el Ayuntamiento de Xinzo de Limia y la Escuela de Salud Rural de la Limia, organizan en ese ayuntamiento el 23 de septiembre bajo el título general de: “Invisibilizadas para la medicina”.

 

The comments are closed.


GABINETE DE COMUNICACIÓN

Rúa do Hórreo, 65
15700 Santiago de Compostela
A Coruña
Teléfono [+34] 981 56 97 40
FAX [+34] 981 57 23 35

comunicacion@valedordopobo.gal