Las pruebas de la ABAU estarán adaptadas a alumnos con necesidades educativas especiales gracias a la intervención del Valedor do Pobo

01 septiembre, 2017 Institución, Noticias

La Comisión Interuniversitaria de Galicia (CiUG) ha aceptado las recomendaciones de la valedora para adaptar los tiempos, los modelos de examen, los descansos y tener apoyo de personal especializado en el transcurso de las pruebas. Desde la institución se solicitó también que los evaluadores tengan en cuenta las particularidades de estos alumnos de cara a poner sus calificaciones.


Santiago de Compostela, 1 de septiembre de 2017
. La Comisión Interuniversitaria de Galicia (*CiUG) tendrá en cuenta las recomendaciones hechas desde el Valedor do Pobo para garantizar la igualdad del alumnado sin discapacidad pero con necesidades educativas especiales que se presenta la ABAU, la prueba de acceso a la universidad que sustituye a la antigua Selectividad. Analizadas las quejas promovidas por familiares de varios alumnos que se examinaron el pasado mes de junio, la valedora recomendó la adecuada adaptación de los tiempos de cada una de las pruebas, la elaboración de modelos especiales de examen, el apoyo material y humano durante el desarrollo de las pruebas y también una mayor flexibilidad en la evaluación, que responda a las particularidades de los estudiantes con necesidades específicas.

La CiUG informó hoy mismo de que, además de las medidas contempladas por su normativa y dirigidas al alumnado con necesidades educativas especiales, considerará las sugerencias hechas por el Valedor do Pobo de cara a las próximas convocatorias.

De este modo, mientras exista este sistema de acceso a la universidad, la valedoría propone que se adopten las medidas necesarias en la organización de las pruebas, en cuanto a recursos materiales y personales, que permitan asegurar la igualdad de oportunidades y la no discriminación del alumnado sin discapacidad y con necesidades educativas especiales. Se trata de extender, por ejemplo, los tiempos de cada una de las pruebas, siempre respetando el descanso de 30 minutos entre las mismas. Estos alumnos contarán con información previa sobre el espacio disponible, los procesos de examen y la colaboración de profesorado de apoyo en las aulas.

El Valedor considera, por otra parte, que determinadas necesidades educativas especiales deben ser conocidas por los equipos que evalúan las pruebas. Por ejemplo, en el caso de las lenguas extranjeras, existen normas que instan a flexibilizar este proceso en alumnos con discapacidad auditiva, con dificultad en la expresión oral o trastornos del habla. No ocurre lo mismo con el alumnado con dislexias, disgrafías u otro tipo de trastorno que puede cometer más faltas de ortografía del habitual, algo que debería ser tenido en cuenta para proceder a calificar las pruebas.

Actuación de oficio
El pasado mes de abril, la valedora abrió una actuación de oficio ante la inseguridad con la que 10.000 alumnos gallegos iban a afrontar la prueba de acceso a la universidad. La publicación de la resolución administrativa con las instrucciones para la realización en este curso de la ABAU introdujo elementos que preocuparon a la institución por entender que podían estar afectados a los derechos académicos de los estudiantes.

Como conclusión de esa actuación, la valedoría indicó que deberían haberse adoptado medidas transitorias que paliaran los efectos de la entrada del nuevo modelo, permitiendo al alumnado conocerlo con la suficiente antelación.

La puesta en marcha de medidas para alumnos con necesidades educativas especiales es una buena noticia para la valedoría que confía en que en próximas convocatorias se puedan corregir algunos aspectos más concretos sobre el desarrollo de los exámenes, las materias, los baremos y otras características de la ABAU.

The comments are closed.


GABINETE DE COMUNICACIÓN

Rúa do Hórreo, 65
15700 Santiago de Compostela
A Coruña
Teléfono [+34] 981 56 97 40
FAX [+34] 981 57 23 35

comunicacion@valedordopobo.gal