La Valedora do Pobo recibió una queja de la Asociación Gallega de Fibromialgia  por las valoraciones de discapacidad de las personas con fibromialgia.

19 julio, 2021 actualidad, actualidade, Noticias

Se concluyó que los retrasos de las valoraciones continúan, pero es de esperar que los tiempos de respuesta mejoren con las medidas más recientes, en concreto con la ejecución del plan especial de refuerzo de personal técnico en el procedimiento de valoración de la discapacidad 2020-2021, que permitió la contratación de personal en los equipos de valoración de discapacidades. Con eso la consellería prevé “una reducción considerable en los tiempos de espera para las valoraciones”.

 

El informe de la consellería señaló que el perjuicio en el ámbito laboral al que se refiere la queja no debería darse porque se prevé la priorización  de los supuestos de «acceso al empleo y a las enseñanzas reguladas donde exista reserva de plazas para personas con discapacidad». Sin embargo, su aplicación suele limitarse a los casos de convocatorias públicas con turnos de reserva. En el ámbito privado, el mayoritario, las ofertas no suelen ser condicionadas a la previa acreditación de la discapacidad, que es el supuesto en el que se aplica la priorización. Y la presentación a la oferta con el certificado de discapacidad resulta relevante, lo que supone que los retrasos que tratamos sean un inconveniente que no soluciona la previsión de preferencia.

Además, la acreditación de la discapacidad puede resultar necesaria para el trabajo que ya se está desarrollando, por ejemplo, para la reclamación de las adaptaciones precisas.

 

En ocasiones la motivación de las valoraciones no resulta suficiente o adecuada debido a las particularidades de la enfermedad, una posible causa de reconocimiento de la discapacidad que afecta especialmente a las mujeres. Por eso, las valoraciones deberían ser lo suficientemente precisas como para abordar adecuadamente todas las consecuencias en la vida cotidiana de las mujeres que la sufren.

Se trata de una enfermedad “de género”, pues, al igual que otras dolencias, el 90% de las personas afectadas son mujeres. Y las  actuaciones infundadas y contrarias al reconocimiento de cualquier consecuencia de la enfermedad, como puede ser la discapacidad, puede ser una discriminación indirecta por razón de género, de acuerdo con lo previsto en el art.6.2 de la Ley Orgánica 3/2007.

 

Por lo expuesto formulamos a la Consellería de Política Social una recomendación:

-Que con carácter general se habiliten las medidas anunciadas y las demás que se consideren precisas para corregir los retrasos en las valoraciones de discapacidad, que perjudican a las personas afectadas al retrasar el acceso a los eventuales beneficios.

-Que se especifiquen los tiempos de espera actuales, de la misma forma que se hizo con motivo de las anteriores actuaciones de oficio.

-Que si aún no se ha normalizado el cumplimiento de los plazos, se valoren medidas para que las discapacidades por fibromialgia se consideren prioritarias, con el fin de que no se perjudique la inclusión laboral de las mujeres afectadas.

-Y que la valoración se haga de forma diligente y teniendo en cuenta las especificidades de la enfermedad y sus posibles efectos en las actividades de la vida diaria, de tal forma que se descarten valoraciones con motivaciones insuficientes que perjudiquen a las mujeres afectadas. 

The comments are closed.


GABINETE DE COMUNICACIÓN

Rúa do Hórreo, 65
15700 Santiago de Compostela
A Coruña
Teléfono [+34] 981 56 97 40
FAX [+34] 981 57 23 35

comunicacion@valedordopobo.gal