La valedora do Pobo, Dolores Fernández Galiño, inaugura el curso de verano sobre “Constitución y derechos: Arte y Cultura para los derechos humanos”, que se celebra en el Centro Penitenciario de A Lama.

02 septiembre, 2021 actualidad, actualidade, Noticias

Mi felicitación a las instituciones y personas organizadoras por este curso de verano sobre “Constitución y derechos: Arte y Cultura para los derechos humanos”, que se celebra en el Centro Penitenciario de A Lama. Una felicitación que no es hueca, o meramente formularia, sino que obedece, principalmente, a dos consideraciones que paso ahora a explicar.

En primer lugar, mi felicitación porque este curso reúne en su temática dos tópicos que, en principio, obedecen a diferentes disciplinas: el Arte y el Derecho. Sin embargo, el Arte es una herramienta en la lucha por los derechos humanos, y los derechos humanos son, ante todo, Cultura.

Muchos ejemplos se pueden citar para corroborar que el Arte es una herramienta en la lucha por los derechos humanos. Quienes se dedican al Arte ostentan una sensibilidad especial que no está al alcance de todas las personas, y eso hace que, simplemente por su propia iniciativa, se sientan inclinados a defender causas justas a través de sus obras de arte con la doble finalidad de educar en justicia y transformar la sociedad. Nos viene a la cabeza El Quijote, a no dudarlo un ejemplo de lucha contra la injusticia.

En no pocas ocasiones, la persona del artista es además víctima de la injusticia. Cuantos artistas han vivido en el exilio y, desde el exilio, han lucha contra el régimen autoritario que los había expulsado de su país. Ejemplos muchos encontramos en nuestra historia reciente, como fue el caso de Picasso, o, ya por poner un ejemplo aún más cercano, Castelao.

También el Arte intersecciona con los derechos humanos cuando el Arte se manifiesta como una forma de reparación ante una violación de derechos humanos, incluso una forma de reparación exigida judicialmente. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha dictado numerosas sentencias en las cuales se condena a los países a erigir monumentos como forma de reparación de las víctimas de violaciones de derechos humanos.

Y los derechos humanos son, ante todo, Cultura. Nuestra Constitución, en su artículo 1, considera como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Unos valores superiores que nos conducen a una determinada cultura política en donde los derechos humanos son la materia prima esencial con la que se edifica una sociedad justa, democrática y avanzada.

Mi felicitación se proyecta, en segundo lugar, sobre otra circunstancia que concurre en este curso de verano, y es su celebración en el Centro Penitenciario de A Lama. Quiero destacar esta circunstancia por la relación que existe entre las prisiones, la cultura y los derechos humanos.

Por un lado, las carencias educativas han sido, para muchas de las personas presas, la causa de haber delinquido y de haber sido condenados. Al mismo tiempo, la educación es un mecanismo adecuado para la reinserción social que proclama el artículo 25 de la Constitución Española.

Por otro lado, y sin abandonar este artículo 25, las personas condenadas a pena de prisión que estuvieren cumpliendo la misma, a excepción obviamente de los que se vean limitados por el contenido de la condena, no se ve privado de los derechos fundamentales que la Constitución le reconoce como ciudadano, incluyendo la libertad artística.

Un acierto, pues, la confluencia de Arte y Cultura y Derechos humanos en un curso impartido en este Centro Penitenciario de A Lama. Solo me queda desearles que disfruten de las interesantes ponencias que en el mismo se desarrollan, con la presentación del proyecto arte y cultura para los derechos humanos, y que examinan la relación de las artes escénicas, de la pintura, del periodismo, de la novela o del cine, con los derechos humanos, y los derechos de los reclusos en el ámbito artístico.

The comments are closed.


GABINETE DE COMUNICACIÓN

Rúa do Hórreo, 65
15700 Santiago de Compostela
A Coruña
Teléfono [+34] 981 56 97 40
FAX [+34] 981 57 23 35

comunicacion@valedordopobo.gal