La mayor «madurez democrática» de los gallegos y la propuesta mediadora de la institución lleva las actuaciones de atención a la ciudadanía de la valedora a cifras históricas

27 junio, 2016 Institución, Noticias, Transparencia

La valedora do pobo, Milagros Otero Parga,  entregó hoy el Informe Anual 2015 al presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices. Posteriormente, compareció ante los medios para dar cuenta de las cifras y aspectos más destacados del documento. El Informe Anual recoge la actividad desplegada por la institución durante 2015. El número general de actuaciones de atención a la ciudadanía (quejas, atención telefónica y presencial) se incrementó de manera notable hasta conseguir la histórica cifra de 46.843. De ellas, 39.409 dieron lugar a expedientes de queja, lo que permitió al alto comisionado parlamentario investigar un total de 2.287 actos administrativos.

El año en el que se produjo el cambio de titularidad en la defesnoría coincide con un incremento del 52% de las actuaciones de atención a la ciudadanía en general y de un 63% en cuanto a quejas tramitadas. Este incremento, según subrayó Milagros Otero, no significa necesariamente «que la situación de los gallegos sea peor, sino que estos fueron más conscientes de sus derechos y de la defensa de los mismos que puede hacer la institución del Valedor». La valedora  añadió que «los gallegos se quejan cada vez más al Valedor do Pobo porque su madurez democrática va en aumento, porque son más conocedores de sus derechos y también porque se sienten bien atendidos por una Institución que es gratuita, más próxima al ciudadano, más rápida y más clara».

Estos incrementos coinciden con una pequeña reducción en el número de asuntos abordados en las quejas, lo que evidencia una mayor organización de las personas que presentan iniciativas en grupo. Más de once mil personas dieron soporte, de este modo, la una queja por el cambio de residencia de las personas mayores en el marco de la Ley de Dependencia. Más de 8.000 apoyaron las familias de las víctimas de un buque hundido para pedir que fuese reflotado.

Uno de los propósitos de la nueva defensora gallega fue a agilizar la tramitación de los expedientes. Este objetivo se consiguió gracias a la extensión de las comunicaciones electrónicas con los ciudadanos y con los órganos administrativos. Al final del año, el 94.5%% de las quejas iniciadas ya constaban como finalizadas, mejorando en tres puntos los registros anteriores. Se abrió investigación en el 91% de las peticiones allegadas y el número restante tuvo que ser rechazado con carácter general por cuestiones competenciales.

En 2015 el Valedor do Pobo realizó 160 recomendaciones a los entes públicos para corregir sus actos administrativos. Las aceptaciones consiguieron el 83%, el mejor registro de los últimos años, 15 puntos por encima de 2014.

ACTUACIONES DESTACADAS
Los temas que más preocuparon a los gallegos en la anualidad estuvieron relacionados con los servicios sociales, el empleo público, la sanidad y las políticas municipales. Milagros Otero hizo hincapié en la necesidad de la mediación y comunicación efectiva entre los ciudadanos, el Valedor do Pobo y las Administraciones Públicas.

Menores
La valedora se refirió reiteradamente a varias áreas en las que la institución está actuando con especial énfasis, como es el caso de la defensa de los derechos de los menores, en lo referente a los problemas derivados de los acogimientos, los problemas con la administración educativa (admisión de alumnado, comedores escolares, paradas de transporte, etc.) o el acoso escolar.

LGTBI
En el informe anual también se recoge una mención especial a los derechos de las personas LGTBI, sobre las que se publicó un informe extraordinario en febrero de este año. «El contacto con las asociaciones me hizo percibir con toda claridad, la pluralidad de necesidades, demandas y perfiles, y en definitiva, de situaciones personales que coinciden únicamente en la obligación de garantizar los derechos inviolables de las personas, y la eliminación de toda discriminación», destacó en este punto la valedora do pobo.

Mediaciones
L avaledora remarcó varios casos concretos en los que se puso de manifiesto la necesidad de la acción mediadora de la institución. En el área de medio ambiente, además de las numerosas recomendaciones emitidas la raíz de quejas contra la contaminación acústica, Milagros Otero recordó la queja colectiva, apoyada por más de 11.000 firmantes, referente a la protección de la Fraga de Catasós. «Las consellerías implicadas y el ayuntamiento de Lalín aceptaron nuestra recomendación para promover las medidas necesarias para revisar el trazado de la línea de alta tensión que amenazaba la zona», destacó.

En lo tocante a las quejas presentadas debido a las tributaciones de las pensiones de los emigrantes retornados de Alemania, a los que se les venía aplicando la doble imposición, la valedora recordó que esta actuación seguía abierta. Sobre los temas de vivienda e hipotecas, Milagros Otero hizo un llamamiento a las Administraciones y entidades bancarias para «incrementar esfuerzos» en el problema de los desahucios y cláusulas suelo, para que «se pueda dar cumplimiento real al derecho la una vivienda digna».

La valedora recordó también la problemática de convivencia generada en la Praza do Toural, en Santiago de Compostela, debido a la presencia de personas sin hogar. Señaló que «!la dignidad de las personas debe ser protegida», pero también se debe velar por los «derechos de las personas que desean vivir en un entorno seguro, limpio y libre de ruidos». Actualmente, dijo, «el problema aún no está resuelto pero se aprecian mejorías en su manifestación».

No menos relevante resultó el papel desarrollado por la institución en asuntos como las rentas de inclusión social, la situación del sector lácteo y pesquero, las listas de espera en la sanidad pública y la defensa de los derechos sanitarios de las personas con menos recursos.

Transparencia
La transparencia constituye uno de los compromisos más firmes de la institución en la actualidad. Si durante lo 2015, el Valedor do Pobo abrió un pionero portal de transparencia con toda la información relevante en la materia, en estos inicios de 2016 ya puso en marcha a Comisión da Transparencia, que preside la valedora, y que tiene el encargo de tramitar las reclamaciones que remita la ciudadanía ante presuntas vulneraciones de su derecho de acceso a la información pública. Ante esto, la valedora subrayó que «es preciso prestar consideración especial a la necesidad de asegurar el control ciudadano sobre la actividad de los poderes públicos».

Llamamiento a la colaboración
Por todo esto, la valedora do pobo finalizó pidiendo la colaboración «de todos» para conseguir «una institución más sensible, más abierta y más próxima a los problemas de los ciudadanos». Una colaboración que debe salir de los ciudadanos, para que usen la institución del Valedor do Pobo para la reclamación de lo que necesiten «pero que lo hagan con justa causa conscientes de sus derechos y libertades, pero también de sus deberes y responsabilidades»; y de los poderes públicos que, indicó, «no deben sentirse agraviados sino colaboradores» con el fin de que «ayuden siendo más sensibles a las necesidades de las personas y más rápidos a la hora de responder a las múltiples peticiones que se les envían».

The comments are closed.


GABINETE DE COMUNICACIÓN

Rúa do Hórreo, 65
15700 Santiago de Compostela
A Coruña
Teléfono [+34] 981 56 97 40
FAX [+34] 981 57 23 35

comunicacion@valedordopobo.gal