Diferentes instituciones piden un trato igualitario en el Día Internacional del Pueblo Gitano.

08 abril, 2021 actualidad, actualidade, Noticias, Sin categoría

Reconocer legalmente el matrimonio gitano, combatir estereotipos, tender puentes, visibilizar desigualdades y recordar el papel de los mayores son algunas de las ideas que se manifestaron en la jornada “Pueblo gitano: por una sociedad más igualitaria II” que hoy, 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, celebraron el Consello da Cultura Galega (CCG), la Valedora do Pobo y la Fundación Secretariado Gitano. Las ponencias, que fueron grabadas previamente, ya se pueden consultar desde lo web y las redes sociales del CCG.

“En Galicia residen unos 13.000 gitanos, una cifra que muestra que no son una minoría y no pueden pasar desapercibidos” aseguró Rosario Álvarez, presidenta del Consello da Cultura Galega, quien incidió en la relevancia de esta jornada a favor de la tolerancia, la inclusión y la igualdad de un pueblo que, por su condición de emigrante, sabe lo que es en carne propia la importancia de la integración. La presidenta incidió en que “ese tipo de jornadas sirven también para tender puentes que abren caminos en dos direcciones, ya que también queremos que este pueblo conozca la cultura gallega”.

La Defensora del Pueblo, María Dolores Fernández Galiño, hizo en su intervención un llamamiento a los poderes legislativos a saldar una “deuda histórica y reconocer el matrimonio gitano, uno de las señales de identidad de un pueblo que lleva entre nosotros más de quinientos años y que está perfectamente integrado en la cultura española”. Pola su parte, Eva Vera, delegada territorial de la Fundación Secretariado Gitano, enmarcó la celebración de esta cita en el 50 aniversario del I Congreso Mundial gitano realizado en Londres en 1971, en el que se instituyeron cuatro símbolos de especial trascendencia: el idioma, la bandera, el himno gitanos y la fecha del 8 de abril como su Día Internacional.

En la mesa de inauguración de la jornada, la delegada territorial de la Fundación Secretariado Gitano, Eva Vera, junto con la técnica de la oficina de Santiago, Lorena Moreno, hicieron entrega de la bandera de la cultura gitana, que simboliza la historia de este pueblo. Lorena Moreno explicó que la “el color azul simboliza el cielo; el verde, el campo; la rueda, el carácter nómada, y la roja, el sufrimiento de nuestro pueblo”.

Los mayores: el programa

Las dificultades en el acceso a la vivienda, los prejuicios de la ciudadanía con algunos ejemplos en carne propia se evidenciaron en la mesa moderada por Fernando Montoya Silva, de la Fundación Secretariado Gitano. En ella participaron la periodista Ana Mª Segovia Montoya, actualmente directora del Departamento de Comunicación de la Fundación Secretariado Gitano, en Madrid; David Gabarri Jiménez, estudiante del grado de Educación Social en la Universidad de la Coruña y trabajador de la Fundación Secretariado Gitano en A Coruña, y Sonia Suárez, graduda en Trabajo Social por la Universidad de Vigo y monitora de apoyo e integración a personas con discapacidad. La parte más emotiva fue la de Manuela Díaz, que narró su día a día como trabajadora en los mercados ambulantes.

Antecedentes: la primera jornada

Esta cita estuvo muy marcada por la COVID-19. Se iba a celebrar en primavera de 2020 y tuvo que retrasarse en el calendario por mor de la situación sanitaria. Mudó de formato y se desdobló en dos jornadas. La primera de ellas fue en noviembre de 2020, en el Día internacional de la Tolerancia, y en ella se apuntó la diversidad interna del pueblo gitano, la riqueza de sus expresiones culturales y la necesidad de combatir los estereotipos.

Aquella cita se emitió una conferencia de Carlos Giménez, catedrático de Antropología Social de la Universidad Autónoma de Madrid, quien trazó una panorámica de la cultura gitana. En la intervención, que se puede consultar desde la web del CCG, hizo un acercamiento la esta cultura desde un punto de vista antropológico. En ella destacó que hay muchas formas de ser gitano y trazó características comunes. “El pueblo gitano tiene rasgos físicos y biológicos que tienen que ver con el xenotipo (la forma de la cabeza, de los ojos, del esqueleto, del cráneo…) pero no son lo más importante, porque sabemos que la raza física no indica nada” explicó. En su opinión, lo verdaderamente significativo está en las manifestaciones culturales, en sus valores y en toda la dimensión simbólica. “Tienen un concepto muy arraigado y singular de la familia, pero también tienen otros valores como el respeto a sus mayores o las formas de solución de conflicto, en las que las figuras de respeto tienen un rol importante”. Añadió que es un pueblo tremendamente religioso, tanto en su versión católica cómo en la protestante-evangélica, para lo cual “la conexión entre lo cultural y religioso es muy profunda”.

También destacó la riqueza y la importancia de la producción cultural del pueblo gitano. “En el centro de la producción literaria y poética está el flamenco, que fue declarado por la Unesco patrimonio inmaterial de la Humanidad en 2010. Es una expresión de canto, baile y música y hay una riqueza enorme en esta primera visión”. Pero advirtió que “el flamenco no es sólo una expresión artística, sino que tiene también una dimensión social, de resistencia… que hace falta tener muy presente”. Puso el acento en explicar que otro de los aspectos importantes es la diversidad interna del pueblo gitano.

Enlaces relacionados
http://consellodacultura.gal/evento.php?id=201132

The comments are closed.


GABINETE DE COMUNICACIÓN

Rúa do Hórreo, 65
15700 Santiago de Compostela
A Coruña
Teléfono [+34] 981 56 97 40
FAX [+34] 981 57 23 35

comunicacion@valedordopobo.gal